La disfunción sexual, laxitud genital, problemas de incontinencia urinaria e, incluso, la estética de los genitales son algunos de los tratamientos más demandados en la Unidad de Ginecoestética de cualquier clínica.

Hasta hoy no eran temas de los que las mujeres hablaran con libertad y, muchas de ellas, los sufrían en silencio, llegando a estar muy afectadas emocionalmente por lo que suponían en su vida diaria.

Poco a poco, las mujeres se han ido informando y han tomado conciencia de los tratamientos específicos que la Medicina pone a su disposición para poner solución a los trastornos de la zona genital.

¿Qué es la Ginecoestética?

La Ginecoestética es una subespecialidad dentro de la Ginecología y la Medicina Estética que que se encarga de realizar las mejoras funcionales y estéticas de la zona genital y del suelo pélvico, mejorando la calidad de vida de las mujeres que padecen estos problemas.

Cada vez es mayor la importancia que se le da a esta materia, por lo que son continuos los cursos de formación y seminarios dirigidos a ginecólogos, cirujanos plásticos y especialistas en medicina estética que se celebran en todo el territorio nacional para dar a conocer los últimos avances en este campo.

¿Qué tipo de problemas puede solucionar la Ginecoestética?

El láser ha llegado al mundo de la Ginecoestética para dar solución a gran cantidad de problemas:

Rejuvenecimiento vaginal: este avanzado procedimiento nos permite corregir la hiperlaxitud vaginal producida por los partos y las intervenciones quirúrgicas.

Incontinencia urinaria de esfuerzo: el láser nos permite resolver problemas menores de pérdidas de orina debidas a alteraciones morfológicas producidas por los partos, la edad, etc.

Hipertrofia de los labios menores: la hipertrofia es cuando los labios menores tienen un aspecto demasiado grueso, largo o son asimétricos. Las mujeres que lo sufren pueden verse limitadas al realizar determinados deportes o en sus relaciones íntimas.

Atrofia vulvo-vaginal postmenopáusica: la bajada de estrógenos producida en la menopausia hace que se produzcan cambios, como la atrofia vaginal, sequedad, pérdida de elasticidad o la disminución de la capacidad de compresión, que condicionan la vida sexual de la mujer.

Blanqueamiento vulvar: la edad, los embarazos o los problemas hormonales pueden hacer que la piel de alrededor de la zona anal y los genitales se oscurezca. El blanqueamiento de la zona le devolverá su aspecto juvenil.

Contacta con Formacurae si quieres conocer todo lo que necesitas para ofrecer los mejores tratamientos de Ginecoestética con nuestros curso de estetica.